Frontiers Metal Festival - Live Trezzo Sull'Adda - 30 oct 2016

El hiperactivo sello italiano Frontiers Records, además de seguir sin pausas fichando a grandes bandas y artistas, sigue también empujando de manera paralela su actividad festivalera. Después de tres exitosas ediciones del Frontiers Rock Festival hoy asistimos a la primera del Frontiers Metal Festival, género un poco menos presente en el catálogo del sello pero representado por bandas de grande valor.

Le toca a Trick or Treat romper el hielo y lo hacen muy bien y con gran dominio y conciencia de sus medios. No es solamente Alessandro Conti un cantante fenomenal cuya voz, sin exagerar, recuerda muy de cerca a la de Kiske de los viejos tiempos (actualmente incluso canta con los Rhapsody de Luca Turilli), sino que todos los integrantes de la banda son óptimos músicos y simpatiquísimas figuras que siempre dan vida a actuaciones enérgicas y muy divertidas. Dieron un breve pero óptimo show donde destacan la potente y velocísima “The Great Escape”, la original y cadenciosa “United” y la chistosa versión de “Girls Just Want To Have Fun” de Cyndi Lauper.

Se cambia de atmósfera con Lords of Black, banda igualmente potente pero mucho más oscura (ya lo dice el nombre…) y mucho menos happy-metal. Otra vez encontramos al frente de la banda un cantante fenomenal que es el actual frontman de Rainbow, Ronnie Romero, y a unos grandes músicos que le acompañan.

El show se resume en impecable e intenso, pero al ser todavía el principio de la velada los volúmenes no eran perfectos y la voz de Romero no se escuchó tan bien como debería. Las demoledoras “Meciless” y “Nothing Left To Fear” permitieron al chileno expresarse plenamente. Siempre precisos como máquinas, los rítmicos Andy C. y Javi García respaldaban los riff y los solos de Hernando. Siguieron con “Ghost of You”, “Cry No More” y “Lords of Black”. Dieron un final apoteósico con “Kill The King” de Rainbow, con la que demostraron que aunque solo tienen dos discos (todos repletos de buenas canciones), en un futuro muy cercano llegarán lejos.

Más cambios de atmósfera con los maestros italianos de metal progresivo DGM. Lamento que pese a sus veinte años de carrera no hayan logrado recoger los frutos de su trabajo en la medida que les corresponde. Cuentan con nueve álbumes geniales en un estilo en principio muy influenciado por bandas como Symphony X y Dream Theater, que progresivamente se ha hecho muy personal y original. En este género musical la técnica es fundamental y en esta banda, actualmente liderada por el talentoso guitarrista Simone Mularoni, la técnica le sobra y la pone al servicio de las canciones. El cantante, Mark Basile, posiblemente menos conocido de los que hoy acaban de precederle vino cargado de energía y lo demostró en el show, que iba a ser grabado para un DVD en vivo. Con los casi nueve minutos de “The Secret (Part I)”, del nuevo álbum ‘Passage’ empieza el cuento sonoro de DGM. Increíble la ejecución e interpretación en cortes complejos, compuestos e inmensamente melódicos como “Animal” o “The Passage”, donde la guitarra de Mularoni y el teclado de Emanuele Casali se persiguen y se desafían. Acaban con “Hereafter”, que se convierte en una actuación perfecta bajo todos los aspectos.

La siguiente es otra banda italiana de gran espesor, Secret Sphere, que nace con el power-sinfónico y que a lo largo de los años ha enriquecido su estilo con matices progresivos. Al lado del guitarrista y principal compositor del grupo, Aldo Lonobile, encontramos a otro grande vocalista (¡vaya voces hoy!), Michele Luppi, que en su “tiempo libre” toca el teclado y respalda la voz al señor David Coverdale en sus Whitesnake. No tienen un álbum de inéditos para promocionar (el último álbum remonta al 2012) pero acaban de publicar un doble CD en vivo grabado en Japón y la banda quiere demostrar todo su valor. Predominaron los cortes sacados de ‘Portrait Of a Dying Heart’: “Healing”, “X”, “The Rising of Love”. Alternaron momentos más melódicos, románticos y reflexivos (“Union”) con episodios de dura y pura agresividad (“The Fall”). Michele Luppi tiene suficiente experiencia como para tener el público en el puño, bromeando y jugando con la platea y, demostrando estar a la altura de su fama. La organización se mostró eficiente y los cambios de escenario fueron rápidos, por lo que daba tiempo de darse un paseo por la sala y el jardín, charlar y hacerse fotos con los artistas (todos muy dispuestos).

Tenía muchísimas ganas de ver en directo a los alemanes Vanden Plas, uno de mis grupos preferidos de metal progresivo que hasta ahora no había visto todavía y no me han decepcionado: posiblemente mi actuación preferida de la jornada. Esta banda muy unida en perfecta sintonía empieza su actuación con “Godmaker”, del primer capítulo de ‘Chronicles Of The Immortal’, corte que empieza suave y estalla en un estribillo irresistible coreado por todo el público. Y vaya cantante también. Andy Kuntz parece ser una persona un poco tímida pero con un gran carisma y capacidad de comunicación: logra pasar desde atmósferas suaves y susurradas a pasajes duros y gritados con extrema naturalidad y espontaneidad. Y qué decir del guitarrista Stephan Lill, inseparable colega de Kuntz e incansable constructor de poderosísimos riff. Suaves sonidos de teclado introducen la robusta “Stone Roses Edge” mientras es la guitarra de Lill la que nos lleva hacia las melodías de “The Final Murder”, largo corte con una muy compleja arquitectura. Se despiden con “Postcard To God” y no se van sin antes de hacerse la foto ritual con el público extasiado a sus espaldas.

La siguiente cita de este festival es con Labyrinth, autores en el 1998 de la obra maestra power titulada ‘Return To Heaven Denied’. Por segunda vez hay muchas cámaras y videocámaras, ya que también ellos han decido inmortalizar la actuación grabando un DVD. El show se centró casi exclusivamente en el álbum que acabo de nombrar,y de hecho lo tocaron entero siguiendo el mismo orden del disco. A lo largo de los años en la banda ha habido cambios de integrantes, pero afortunadamente los tres pilares de siempre, Olaf Thorsen y Andrea Cantarelli a las guitarras y Roberto Tiranti a la voz, se han quedado. Grandísima actuación llena de pasión y sentimiento con la voz estrépitosa de Tiranti alternando con los intrépidos duelos de los dos guitarras. El público era numeroso y estaba totalmente involucrado; me doy cuenta de que hay aficionados por todas partes y destaca un grupito de cuatro o cinco fan provenientes de Granada. Menuda emoción escuchar y corear cortes como “Moonlight”, “New Horizons”, “Lady Lost in Tme”, “Thunder”… Acabada de manera absolutamente perfecta la ejecución del íntegro álbum, y queda todavía un poco de tiempo para tocar “Sons Of Thunder” (“Chaper 1”), del más reciente ‘Return To Heaven Denied Pt.II’ y “In The Shade”, del primerísimo álbum ‘No Limit’, canción con la que cierran su actuación prácticamente perfecta.

Llegamos al final de la velada y ¿quiénes mejor que Primal Fear para encabezar el cartel de un festival de heavy metal? Grande y grueso, el colosal y cada vez más musculoso Ralph Sheepers es una verdadera figura y su voz increíblemente aguda y potente parece no tener miedo al pase del tiempo. Estoy todavía convencido de que por su voz y su actitud habría sido la mejor elección para sustituir a Don Halford cuando, hace unos años, se separó momentáneamente de los Judas. Aquí nada de progresivo, ni de lejos: solamente heavy metal, pesado, pesadísimo heavy metal del bueno. Una banda compacta, cojonuda, estable y maciza, en fin, una verdadera banda alemana. “Final Embrace” fue la primera canción, seguida por “In Metal We Trust” y “Angel in Black”. ¡Vaya potencia! A la izquierda de Ralph se pone el guitarra solista Alex Beyrodt mientras a su derecha hay una muralla formada por el rítmico Tom Naumann y por lo bueno de Matt Sinner, cuadriculado bajista y socio fundador de la banda. Muy importante incluso el trabajo de Jovino a la batería, verdadero metrónomo humano que fue artífice de un breve e increíble solo. Sobre las tablas los cinco disfrutan mucho, se ríen y se toman el pelo transmitiendo una increíble energía. Sheepers, sonriente y cordial agradece a menudo al público y juega con él invitándonos a repetir sus gritos y sus agudos bestiales: lo damos todo pero los resultados no son exactamente satisfactorios. Gracias a “The Sky is Burning” podemos tomar aliento pero dura poco ya que los riff de “Nuclear Fire” nos dicen que hay que seguir dando caña. ¿Puede faltar “Chainbreaker”? ¡Claro que no! ¿Puede faltar “Metal Is Forever”? ¡Imposible! ¿Pues, qué falta? Falta “Running In The Dust” del el primer álbum, corte pesado y cadenciado impregnado hasta la médula de Judas Priest y de los viejos Saxon.

Gran final, gran éxito de todas las bandas, aplausos, cuernos arriba y nunca olvidar que el metal es para siempre.

Texto y fotos: Cesare Macchi

Pubblicato sul sito MARISKALROCK.COM Foto sul sito ALLAROUNDMETAL.COM

#frontiersmetalfestival #primalfear #labyrinth #vandenplas #dgm #secretsphere #micheleluppi #TRICKORTREAT

Post in evidenza
Post recenti
Archivio
Cerca per tag
Non ci sono ancora tag.
Seguici
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

© 2016 Metalshow - Proudly created by Pippo y Cezz 

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now